Ir al contenido principal

COSAS DE AMIGOS

Jose y Claudio, amigos desde la escuela primaria. Se ven cada tanto. Una o dos veces al año. Se cuentan sus problemas, intercambian algun consejo y siguen cada cual con la vida en la mochila al salir del cafe. En el último encuentro Jose llega rengueando. -Una Hernia de disco. Tras meses de buscar explicación a dolores que migran por ahi, pero cerquita de la cintura.


Claudio le dice: No puedo más, me voy a separar de Graciela. No es compañera, no me ayuda con mis viejitos, ni una palabra de sentimiento. Y hace meses que vivimos en discusiones.

Jose intenta hacerlo desistir: no sabes lo que es la calle, es peor que un desierto.

Jose, que nació en galicia y llegó a la argentina a los 6 años, vive con su madre anciana. Ahora esta casi encerrado en el dolor, ni los remedios ni la kinesiologia parecen ser efectivos. -Y si me pasa algo no tengo a nadie que se ocupe de ir a escuchar el parte medico.

Claudio retruca: -No estoy seguro de que Graciela me acompañe si me enfermo.

Lo mio, ya hace rato que es una ficción matrimonial. Más de un mes sin sexo.

Pero gritos y discusiones con arrojamientos de cosas tenemos todos los días.

Jose no se queda atrás con la desdicha confesada: -¿sabes cuanto hace que no duermo con una mujer? -Mucho, quizas un record mundial. Ni lo vas a adivinar.

Más de 4 años. Desde el final de la relación con Cecilia en febrero del 2008.

Asi siguen. Van 5 horas desde que entraron al bar. 3 cortados. Un te con miel. Un te de tilo. Ni Jose logra que Claudio intente mover algo para salvar su matrimonio. Ni Claudio consigue que Jose crea que su vida puede salir del abismo de la desdicha y soledad. Hasta que harto de seguir la cuestión a distancia Javier -mozo y estudiante avanzado de psicología- decide intervenir. -Amigos, nunca opino de los problemas de los clientes, pero esta vez creo que ustedes van a aprovechar el consejo- Necesitan tomar distancia. Prueben ubicarse en otro lugar, verse como de afuera.

Claudio y Jose agradecen. Ponen cara de "lo vamos a pensar". Javier se va a atender otra mesa.

Despues de horas de estar empantanados y no ver una luz.

Claudio tiene una ocurrencia: ¡Un enroque!. ¿Qué..?

Si, un enroque, venite una semana a casa a vivir con Graciela, yo ire una semana a vivir con tu madre y prometo que le dare la bolsa de agua caliente a la hora de irse a dormir.

¿Y yo que tengo que hacer? arriesga Jose.

-Llevate una muda de ropa y los remedios para la hernia, a la noche dormi en la cama matrimonial con mi mujer. Es fria como el marmol. Si en una semana conseguis tener un ratito de sexo serás ademas de mi amigo un idolo.

Despues de una semana de distancia veremos si las cosas mejoran. Los dos amigos se van.

Antes de partir acordaron algo más: Que cada cual llevaría un diario con lo significativo de la experiencia vivida en la casa del otro.

Aunque Javier no ha seguido el rumbo de su consejo puede ver al fin gestos de convicción y alegria en el rostro de los amigos.



Comentarios

Entradas populares de este blog

LOS IMPERDIBLES ÉXITOS DE COIRO & URBANO

-Textos de Eduardo Coiro & Urbano Powell.




*

-Lo inconsciente esta servido.
¿Vas a comer?
¿Vamos a comernos?
¿Con voracidad, como el caníbal hambriento que duerme en el cerebro reptiliano?
¿O lentamente, como esos matrimonios que cuelgan de sus telas de araña acumulando años y polvillo?






Esteban y Lucia

Esta arriba de ese tren pero sabe que no va a ninguna parte, vagamente trata de calmar la soledad con el método que utilizaba su tío después de enviudar por segunda vez a los 85 años. "contra la soledad del domingo no hay como un viaje en tren" -recuerda con la voz presente de su tío.
Se levanta y se dirige al vagón comedor buscando una excusa para estirar las piernas, adelante va una mujer muy agraciada. Al entrar al vagón comedor la mujer casi se tropieza con un hombre que caminaba en sentido contrario sin verla.
El hombre observa que de las disculpas ellos pasan casi enseguida a un abrazo. "sos vos" se dicen, "pasaron 26 años".
Como único testigo lamenta no tene…

RESONANCIAS

Prosas en medio de aullidos de lobos de Eduardo Francisco Coiro.
Estas prosas empiezan en medio de aullidos de lobos que asaltan los sueños. Cuando la realidad muestra su rostro de carencia o pérdida, los sueños tienen su poder de revelación de la vida, en especial para elaborar una cuestión nodal como la culpa. Aquí el padre representa a todos los padres expiando una oscura culpa. El poeta recuerda con afecto y respeto a su padre: el padre y sus amores perdidos, silencios, soledad y trabajo en la fábrica. Razón tenía el poeta colombiano Rogelio Echavarría cuando decía que “frente al padre, los poetas han sido más pudorosos en la manifestación de sus sentimientos y más afortunados en la efusión lírica». Un tío le deja a su sobrino unos cuadernos por legado con frases como esta de Rosa Montero: "Lo verdaderamente heroico es querer al otro tal cual es”. Eduardo Coiro también introduce el mito del ángel, un anacronismo en pleno siglo XXI, leyendas como el hada del humo y una pareja e…

RECONOCIMIENTO TARDÍO

Pasaron muchos años.
Años. Malos momentos. Separación. Divorcio.
El hombre sigue sin ver bien a sus hijos. Sufre y maldice.
Se acuerda de su padre que un tiempo antes de morir le dijo "Tu mujer no tiene cabeza"
Por un momento le parece oír a la voz de su madre que decía: "Esa mujer tiene más culo que cabeza"
Terminó por aceptar lo que nunca pudo decir a nadie abiertamente:

"Es cierto. Cuando la conocí, le mire el culo y no la cabeza"